Productos lácteos

La leche y los productos lácteos son otro de los puntos de apoyo de una dieta equilibrada.

El hombre aprovecha la leche de  muchos animales, vacas, cabras, ovejas, yeguas, renos, yaks, búfalos de agua y camellos. No se sabe con certeza cuando se comenzó a usar la leche de animales, pero es razonable pensar que fue cuando se domesticaron los primeros animales.

Las ovejas y las cabras fueron los primeros animales que se domesticaron, mucho antes que las vacas, y también fueron los primeros animales que se utilizaron para producir leche.

Leche de vaca

La leche de vaca está compuesta por agua, lactosa, proteínas, grasas, minerales y algunas vitaminas. La proporción de grasa depende de la raza de la vaca productora.

Las vacas que hoy se utilizan para la producción de leche en casi todo el mundo proceden de razas originarias de Europa.

La leche de vaca suele encontrarse en casi todos los supermercados y tiendas de alimentación. Se usa en la cocina y es la base para hacer todo tipo de productos lácteso, incluyendo mantequilla, queso y yogur.

Leche de cabra

Tiene un color más blanco y un sabor más dulce que la leche de vaca. Su valor nutritivo también es similar al de la leche de vaca, pero no contiene folato, por ello no se recomienda usar leche de cabra para alimentación infantil.

Las cabras tienen la capacidad de vivir en zonas inhóspitas, alimentándose en pastos áridos y aún así producir leche de alta calidad. Como las cabras no producen tanta cantidad de leche como las vacas, no siempre se encuentra en los supermercados. A veces debe comprarse en tiendas especializadas en alimentos naturales.

También se hace mantequilla, queso y yogur de leche de cabra y es un buen sustituto para las personas que no pueden digerir la leche de vaca.

Leche de oveja

La leche de oveja también es más blanca y tiene un sabor más dulce que la leche de vaca. También es más rica y contiene el doble de grasa que la leche de vaca, por eso es muy apreciada para hacer queso.

La leche de oveja no se encuentra normalmente en las tiendas porque casi toda se usa en la producción de queso, menos una pequeña cantidad que se usa para hacer yogur. Si es posible encontrar quesos y yogur de leche de oveja en supermercados y tiendas de alimentación.

Se puede hacer mantequilla de leche de oveja, pero el producto resultante es demasiado graso.

productos lácteos