Salsa holandesa

Descripción

La salsa holandesa es una salsa fina que se hace con mantequilla fundida, huevo y zumo de limón. Deliciosa con espárragos al vapor o a la parrilla, con brécol hervido, huevos duros o pochados, fondos de alcachofa y otras verduras. Queda muy bien con salmón escalfado o a la plancha.

Ingredientes

2 cda zumo de limón (colado para eliminar la pulpa)
225 g mantequilla (en dados pequeños o clarificada)
  sal y pimienta (al gusto)

Instrucciones

  1. Ponemos el zumo de limón y las yemas de huevo en un bol metálico, o cazo, colocado encima de otro con agua hirviendo - o en la parte superior del baño marí­a.
  2. Batimos con un batidor de alambre hasta que la mezcla espese y tenga apariencia espumosa.
  3. Añadimos la mantequilla poco a poco, sin dejar de batir hasta que la mantequilla se ha absorbido completamente.
  4. La salsa está lista cuando tiene la consistencia de la mayonesa. Sazonar con sal y pimienta y servir inmediatamente, aun caliente.

huevos a la benedictina

Salsa holandesa rápida

Para hacer una salsa holandesa rápida, derretimos 75 g de mantequilla en un cacito, a fuego muy bajo, o en el horno de microondas. Ponemos 3 yemas de huevo con 2 cucharadas de zumo de limón en un bol y batimos, con el batidor de varillas, hasta que estén bien mezclados. Añadimos la mantequilla derretida casi gota a gota, batiendo cada vez hasta que se haya incorporado. Sazonamos con sal y pimienta. Antes de servir, templamos la salsa ligeramente para que espese.

Salsas de mantequilla

Que hacer si la salsa holandesa se estropea

Rendimiento
4 raciones
Tiempo de preparación 15
Tiempo de cocción 5
Tiempo total
20 minutos